Según estadísticas recientes de IDC, el 40% de las principales empresas de América Latina y el Caribe ven que la mayoría de sus negocios dependen de la capacidad de crear productos, servicios y experiencias mejorados digitalmente.

Si en el pasado las empresas suponían que la transformación digital era algo lejano, con la llegada de la pandemia muchas tuvieron que acelerar el proceso y adoptarla de inmediato, enfrentándose entre decidir si cerrar o reinventarse para darle continuidad a sus operaciones.

Ante esta situación, la resiliencia es la única opción para aquellas organizaciones que desean superar la adversidad y aplanar la curva entre la desaceleración económica, la recesión y la recuperación. Es así como esta se convierte rápidamente en una de las iniciativas más críticas de la región para acelerar la continuidad de sus actividades económicas.

 

Una tecnología adaptable y resiliente es fundamental

Para abordar los desafíos que surgen como resultado del COVID-19, empezar un modelo de trabajo dinámico y reconfigurable pasa a ser de alta prioridad. Según el estudio llevado a cabo por IDC, el 63% de las empresas expresó su necesidad de contar con un esquema de trabajo dinámico para este nuevo desafío. Por otra parte, un 52% sostuvo que se les hace necesario conectar a sus organizaciones y personas sin inconvenientes, independientemente de su ubicación, situación o contexto mediante plataformas que fomenten la colaboración y la comunicación.

Bajo estas condiciones, repensar sobre la resiliencia de la operación comercial en América Latina pasa por el siguiente proceso:

– Amplificar la experiencia del cliente

– Modernización de aplicaciones

– Experiencia contextual

– Experiencia de productos conectados digitalmente

– Maximizar el potencial de los empleados

¿Cómo se está adaptando el comercio del futuro?

La base fundamental del proceso comercial tanto mayorista como minorista está centrado en la maximización de la experiencia del consumidor en la era digital.

Es por ello por lo que el comercio del futuro se amplía hacia la experiencia omni-canal, la conveniencia personalizada, la experiencia digital y la tecnología habilitada.

 

Prioridades del sector mayorista y minorista

Según el estudio del 2020 de IDC con respecto a la industria, los objetivos de negocio primordiales del sector para impulsar la inversión en tecnologías de la información son:

Objetivo de Negocio / Porcentaje de minoristas encuestados

Atraer y retener clientes: 41,3%

2 Seguridad – Fortalecimiento de las capacidades de detección y resiliencia: 30,5%

3 Innovación – creación de nuevos productos y servicios: 30%

4 Costos – reducción operativa y/o costo de producto: 27,3%

La base de estos cambios en los objetivos comienzan con la evaluación del impacto que las tecnologías tendrán para los próximos años y entre ellas podemos citar las más relevantes señaladas en el estudio:

 

– Dispositivos móviles: 25,2%

– Aplicaciones móviles: 22,3%

– Realidad Aumentada: 21,7%

– Internet de las cosas: 21,4%

– Realidad virtual: 15,3%

– Robots físicos: 14,8%

– Seguridad Next Gen: 14,7%

– Inteligencia Artificial: 13,9%

– Blockchain: 12,7%

– Procesos empresariales habilitados socialmente: 9,7%

– Tecnología Edge: 8,6%

 

El primer paso: moverse hacia la nube

Las grandes cadenas mayoristas y retailers reconocen la necesidad de trasladar su infraestructura tecnológica hacia la nube para optimizar su operación comercial y responder a las demandas actuales del mercado.

Para el 2020, el 32,7% de las empresas del sector poseía su infraestructura tecnológica en la nube. Ahora bien, con la llegada de la pandemia las perspectivas han cambiado: pues el 47,5% de ellas planean en el futuro la compra de nuevas infraestructuras para operar y entregar a la nube.

El 31% del comercio minorista utiliza un modelo híbrido en la nube mientras que el comercio mayorista un 23%. Por último, desde el 2020 ambas industrias se han movido gradualmente desde la nube privada a la nube pública: 28% lo representa el sector minorista y un 27% para el sector mayorista, según lo encuestado por IDC.

 

 

¿Cómo lograr la resiliencia en su industria?

Todo empieza con la determinación de sus objetivos de negocio. Para ello, hemos preparado para usted un material indispensable que le ayudará a transformar y a repensar su modelo de negocio a través de la resiliencia.

Descargue aquí su E-book sin costo y prepárese para el futuro de una industria resiliente y disruptiva en la era digital.

Fuente: IDC